viernes, 12 de agosto de 2011

EL TEATRO BOLIVIANO DESDE DENTRO. LOS B. TEATRO BOLIVIA 2011

EL TEATRO BOLIVIANO
DESDE DENTRO

A continuación un fragmento de la colaboración
de Ricardo Bajo para
el Periódico Boliviano Cambio

si deseas leerlo completo
visita el link de enlace al final



‘Los B’: los restos del naufragio neoliberal
Lecturas


‘Los B’ tiene un reparto actoral de lujo. Son siete. Son un coro, sin estrellas, sin protagonismos, sin egos. Todos remando en la misma dirección. Norma Quintana es la abuela, Consulesa, refugiada en su religión, decidida a destinar la herencia a los pobres, para escándalo hipócrita de todos...

‘Los B: apolíticas consideraciones sobre el nacionalismo. Volumen I’. El teatro boliviano reflexiona sobre el pasado y la decadencia. Está en el Centro Sinfónico de La Paz.

Ricardo Bajo H.

Director de Le Monde

Diplomatique para Cambio



4.- El sótano: en La Paz y en Bolivia en general, no hay escenarios propiamente teatrales. Antes era comprensible, teníamos obras de pascuas a Ramos, exclusivamente en temporada de festivales. Más nada. El boom de compañías, grupos, actores, escritores y técnicos ha sido silencioso, meritorio, esperanzador. El nivel del teatro boliviano con la llegada de una savia joven talentosa se ha incrementado. Comienza a existir una pequeña costumbre de ir al teatro. Es la necesidad atávica, desde Grecia y desde nuestros universos indígenas particulares, por vernos, por sentirnos, por intentar comprendernos. Es una gesta con poco acompañamiento del Estado, con escaso apoyo privado. Por eso es una hazaña. No hay un teatro o sala estable en buenas condiciones (de tamaño, de comodidad) en toda Bolivia. Por eso, los hombres y mujeres del teatro nuestro acuden al ingenio, a la búsqueda, a la imaginación...

5.- ‘Los B’ no sólo es teatro. También, por si fuera poco, es un proyecto artístico multimedia con proyección audiovisual durante la obra. La dirección en este campo recae sobre el director de cine Diego Mondaca, autor del documental —y a la espera pronta del estreno de otro documental, Ciudadela. Mientras los personajes hablan, callan (hay unos cuantos silencios en la obra que no callan nada, que gritan desazón), se mueven, beben y se pelean, una pequeña pantalla nos ofrece un “acompañamiento” audiovisual de la obra con planos detalle (me encantó el pescado muerto fresco sobre la bandeja y sus múltiples lecturas metafóricas), con secuencias de la obra, con los tiempos congelados, detenidos como la familia B.

6.- ‘Los B’ es teatro político. A pesar de su título: Apolíticas consideraciones sobre el nacionalismo, volumen I. Es el teatro político de la cotidianeidad, en una sociedad altamente politizada, donde desayunamos, almorzamos y comemos politiquería. La obra trata de responder a una pregunta inquietante que jamás la historia o la sociología política responderá: ¿qué pensaban los políticos y empresarios en plenos ochenta, cuando nos dejábamos llevar por el desenfreno neoliberal y privatizador? ¿Qué decían las elites arcaicas en sus almuerzos, en sus reuniones familiares? ¿Qué falsas ilusiones alimentaban los senadores como Thomas B, uno de los protagonistas de la obra? En resumidas cuentas, cuando se miraban al espejo en sus soledades multitudinarias, veían decadencia, soledad, nihilismo, llanto y muerte, anticipando por años la derrota final, el triunfo de la potencia plebeya largamente ignorada, invisibilizada, como la sirvienta ausente.


FUENTE

http://www.cambio.bo/noticia.php?fecha=2011-07-12&idn=49515

LO MAS RECIENTE EN LA REVISTA